Noticias

Expertos afirman que la discusión educacional es fundamental para definir los pilares de la sociedad chilena

28/Septiembre/2021

    22 de septiembre, 2021

    Siete nuevas propuestas fueron desarrolladas por el estudio “Contribuciones a la discusión constitucional: libertad de enseñanza y derecho a la educación” realizado de forma colaborativa por las Facultades de Educación y Derecho junto a la Escuela de Gobierno y el Centro de Políticas Públicas UC. Según los expertos el derecho a la educación y la libertad de enseñanza son factores claves al momento de definir qué tipo de sociedad queremos construir con la nueva Constitución.

     

     En el marco de la discusión educacional en la nueva Constitución, el pasado 9 de septiembre el realizamos el seminario virtual “Aportes a la discusión constitucional: libertad de enseñanza y derecho a la educación”. La instancia se desarrolló luego de la publicación de un estudio de la serie “Temas de la Agenda Pública” en el marco de Aportes de la UC a la Nueva Constitución. La investigación titulada “Contribuciones a la discusión constitucional: libertad de enseñanza y derecho a la educación” fue desarrollado por Andrés Bernasconi, Pilar Cox, Guillermo Marini de la Facultad de Educación UC; Susana Claro de la Escuela de Gobierno UC; Miguel Ángel Fernández y Alberto Vergara de la Facultad de Derecho UC e Ignacio Irarrázaval del Centro de Políticas Públicas UC. 

    En el seminario se rescataron los resultados más importantes de la investigación. Para ello participaron Ignacio Irarrázaval y Andrés Bernasconi del estudio. Además, Francisca Dussaillant, investigadora asociada a Horizontal y Gonzalo Muñoz, académico de la Facultad de Educación UDP, quienes comentaron los resultados. 

    La descripción de la metodología empleada en la investigación estuvo a cargo de Ignacio Irarrázaval, quien detalló que esta consistió en comparar las Cartas Fundamentales de varios países para observar cómo incluyen los conceptos de derecho a la educación y libertad de enseñanza. Esto los “iluminó” para posteriormente poder elaborar las siete propuestas, entre las que se encuentran: derecho a la educación y al aprendizaje; protección de la libertad de enseñanza; libertad de elección; financiamiento como garantía de la libertad de elección; participación de la comunidad educativa; reserva legal en materias de mayor relevancia; y cláusula que evite antinomias interpretativas. 

    Por su parte, Andrés Bernasconi expuso las propuestas y aseguró que “la libertad de enseñanza ayuda a realizar estas garantías del derecho a la educación, de manera que por una parte la libertad de enseñanza se justifica por su vinculación al derecho de la educación, pero también porque la libertad de enseñanza es expresión de otras garantías fundamentales como son la libertad de conciencia, la libertad religiosa y el derecho de asociación”. Con esto se quiere destacar la importancia que tiene el tratamiento de ambos derechos en la nueva Constitución ya que estos son determinantes para varios otros factores. 

    El académico de la Universidad Diego Portales, Gonzalo Múñoz, comenzó su exposición destacando que “la discusión educacional y el derecho a la educación tiene una relevancia para la discusión más global del tipo de sociedad que queremos construir para el país que es muy importante”. Múñoz explicó que la educación está necesariamente relacionada con la visión de mundo que cada persona tiene, por lo tanto, rescata que muchas veces estas discusiones se pueden volver del tipo políticas y que eso está bien en el marco de plantear una identidad común. Además, hace un llamado a que el mundo académico se una al debate en donde asegura que “el problema en Chile no está hoy día en su libertad de enseñanza limitada, está en que nuestra institucionalidad, nuestro modelo regulatorio, no ha generado las condiciones para generar a su vez, una institucionalidad que logre impulsar el cambio educativo y la mejora educativa del sistema y hacerlo con equidad”.

    Desde otra arista, Francisca Dussaillant propuso que “este es el momento para ponerse a discutir en profundidad principios, no solo defender el como si no el porqué”. En este mismo marco planteó tres preguntas fundamentales que se tienen que hacer los académicos: ¿Qué queremos de nuestra educación?; ¿Cómo es que el principio de libertad de enseñanza es tan transversal en las constituciones del mundo?; ¿Cuáles son las alternativas al derecho preferente de los padres de educar a sus hijos? 

    Todos coinciden en lo relevante que resulta seguir levantando insumos de parte de los expertos para “desarrollar antecedentes que nos puedan guiar a los ejemplos extranjeros” afirmó Dussaillant. Esto, ya que la educación tiene una estrecha relación con los ideales de la sociedad, resulta relevante ampliar el debate para que esta visión sea lo más completa posible. 

     

    Para participar y comentar debes estar registrado.

    ¿Ya estás registrado? Inicia sesión